divagando…


Como quién piensa que un día será salvado… un día esa persona salvara su corazón, su espíritu, su alma, su vida…
Quién piensa que lo puede entregar todo porque un día será recompensado, olvidandose de pagar el precio por esta gloriosa salvación.

Descuidando lo que hay en el reflejo incómodo del espejo cada mañana, eso que encuentra a veces tan desagradable en el vecino o colaborador a quién prefiere ignorar.

Ese que cree que puede lanzar sin empacho esa primera piedra… lo sencillo que es juzgar en otra persona todo lo repugnante que no logra ver que ha incubado dentro de sí.

Le aterra tanto pensar que cada uno de sus pecados no serán absueltos después del arrepentimiento… no le permite dormir la culpa y el rencor, se asfixia con su propia avaricia y toda la hipocresía que resulta una enfermedad contagiosa entre las personas que le rodean…

A veces cada uno de sus días lo pasa cargando tanta culpa sobre su espalda, pensandose egoísta, recordando a aquellas persona a las que no debería desilusionar, y todas esas expectativas cultivadas por años acerca de su porvenir…

Cómo si atrapado en ese hermoso ideal pudiera lidiar con todos los demonios que vendrán un día en su búsqueda, como si cada palabra de aprobación y rechazo fuera esa espada que utilizará para combatir con la mediocridad que a sus pies se lanzará para arrastrarlo con la corriente.

 

Buscando a toda costa la valentía  y el coraje, tomando el riesgo de quedarse solo. Solo.

Ese que se atreve a empatizar con la soledad, que no podemos asegurar sea la mejor de las compañías, pero tampoco tiene tan mala fama.

Desesperado busca eso que perdió, lo que desconoce, aquello que entregó por completo a otros quizá y le aterra fallar. Suele temer tanto, a la culpa o tal vez al castigo.

Ignora que lo único que necesita salvar es su propia alma que según dicen no le pertenece.

 

 

unos segundos bastan…


Como si a veces no fuera suficiente, como si un instante no fuera importante, ignorando los detalles, haciendo a un lado las lágrimas que escurren por sus mejillas, ese día que sólo importó su orgullo.

A veces ella corriendo tras de él para evitar que se fuera, a veces ella gritando su nombre para que él diera la vuelta y la mirara, y viera en sus ojos cuanto lo desea, ella sintiéndose tan sola que pareciera necesitar que su voz la acompañe, ella creyendo que sin él la vida no basta…

Y cuando él simplemente dice “adiós” y ella siente como algo en su interior deja de caminar… si él y ella se pertenecieran…

Mañana no parece real, mañana siempre será una fantasía…

A propósito de mi vida… Que tanto son 25 años?


Hace un par de horas leía un artículo donde se estimaba que de tener una vida de 60 años, equivaldría a 21, 900 días de los cuales sólo 60 días celebraremos el día en que llegamos al mundo, son pocos días no?.  Antes de leer esto, estaba pensando: “Que más da, puedo pasar mi cumpleaños como un simple día más, total ni que fuera tan importante”.

La verdad es que me sentía bastante desanimada, y quise restarle importancia a lo que para mí representaba celebrar mi cumpleaños… pero cómo!!?? Un cumpleaños #25 no es cualquier cosa, y después de todo tal vez no tenga una fiesta con mucha gente o regalos, un gran pastel y felicitaciones como otros años, eso no significa que deja de ser un día importante, no es indispensable que alguien me lo celebre, porque no tener un día para mí?? Este día en el que yo me celebro mis logros, y también mis caídas, en que recuerde la persona que he sido, cómo me he transformado, cómo sigo aprendiendo y creciendo, que definitivamente he tenido una vida afortunada, y dar gracias por ello. Así que porque no, que sea un día de egocentrismo.

Sería ridículo fingir que no me importa, y así como ridículo también sería restarle valor a mis sentimientos. Claro que es reconfortante cuando recibes detalles de afecto de las personas que amas, y saber que están ahí, y que aún si no pueden estar cerca, o luego de tantas dificultades que han pasado, esas personas te consideran y piensan en tí.

Y si en las antiguas tradiciones ya celebraban los aniversarios, no he de romper con la tradición, por ejemplo los griegos tenían como costumbre agasajar a la Diosa Artemisa con una torta redonda (pastel) de harina y miel que presentaban con una vela en el centro. Esta llama representaba la luz lunar e invocaba a los buenos espíritus.

Así entonces además de que seguro habrá tamales en mi cumpleaños por ser 2 de febrero, un rico pastel de chocolate con algunas tantas velitas para invocar a los buenos espíritus. 🙂

She will not die


Influida por el sentimiento que ahora me desborda, por esas ganas de gritar…influida por el temor que causa algo desconocido, algo que sale de mi propio control, y al mismo tiempo el sentimiento de culpa pensando en cuanto provoqué esta situación…eso aún no lo sabré, temblando sólo al pensar en algo que esta atentando contra mis sueños… viendo peligrar mis anhelos… miedo al no saber donde estoy parada, de desear estar sola con esta amenaza que me atrapa, y al mismo tiempo de no quedar desamparada por las personas que me aman…
Miedo de tener tanto miedo de no querer luchar, pero al mismo tiempo aferrarme a mi vida, y a los sueños que tanto deseo conquistar…

Sacar todo el coraje y deseos para poder salir adelante, y de querer ser más fuerte que la situación que ahora me devora, deseo de ser invencible y no escapar, no ser cobarde y encarar eso que amenaza la mujer que soy…
Todo el coraje que necesito para no terminar volviendome loca si esta situación llegase a sobrepasarme, todo ese coraje para no abandonarme y dejarme llevar por el tánatos que habita en mí.

Confirmarme como un ser erotizado que ha caído pero siempre sigue adelante, como una gradiva que no desea volver atrás….

El origen del amor


A propósito del día en que la sociedad indica se celebra el amor y la amistad, quisiera comentar que este post podría ser una continuación de: Eros..nuestra ración del paraíso. Hablar del amor, de la “otra mitad” es un tema ampliamente discutido, y no pretendo decir algo nuevo, solo expresar lo que en mis pensamientos entretejen una historia.

Recordando “El banquete” de Platón, ¿Es posible amar aquello que ya se tiene o sólo lo que nos falta? ¿Cómo se puede desear lo que ya se posee? El amor hacia algo parece surgir de la falta de ese algo.

“…quienquiera que desee, desea lo que no está seguro de poseer en aquel momento, lo que no posee, lo que no tiene y lo que le falta. Esto es lo que es desear y amar”

Al hablar de un tema se suele poner primero en claro de lo que se habla. Sin embargo no es posible definir el amor, definirlo implicaría ponerle límites, el amor simplemente se impone sin condiciones.

No hablamos de dioses ni seres perfectos, somos tan imperfectos, en constante cambio, en constante movimiento, buscando siempre algo más. El anhelo de encontrar en otra persona características que nos hacen sentir parte de su vida, ya sea un amigo, un familiar o una pareja, no significa necesariamente que tendrán que ser parecidos o muy diferentes, y cuando esas diferencias nos complementan, nos hacen crecer, nos hacen avanzar. Cuando podemos aceptar que no somos perfectos, dejar a un lado la arrogancia y ocuparnos de alimentar nuestra persona, alimentar nuestra alma, ver más allá de nosotros mismos.

El pensar en encontrar a esa otra mitad, a la persona que nos haría entonces ser “completos”, implica entonces pensar en compartir. Compartir con una pareja, lo que implica cierto compromiso, en donde lo que se compromete es algo de nosotros mismos, se pone en juego el sentimiento, la razón, los sueños y deseos. Aprender a compartir hablando de un “nosotros”, tal vez es en ese punto en el que esas dos mitades pueden volver a unirse, más allá de unirse en el deseo sexual, hay un deseo tal vez de trascender, ese deseo que podríamos decir entonces viene del alma…

El amor que hace entonces pertenecer sin poseer, esperar y reconocer. Aceptar que atraviesa un nosotros, que no espera sea devuelto lo que se entrega. Poder en ese punto mirar con ese otro un mismo horizonte, hacia un camino compartido. Es en ese punto que hablar de aparente completud sería prudente. De cualquier modo siempre existiendo el cuestionamiento a esa inagotable falta, tan necesaria para vivir. Esa falta que nos unirá y como pareja hace crecer…

Dedicado al hombre que inspira ese deseo…

Esperando el final…


Entre ratos me distraigo, me pierdo en el mundo…jaja poco peculiar en mi no??…y empezando a divagar, observando mi mundo, me encuentro mirando el calendario…sorprendida de ver como han pasado estos días…estos años.

…preparando el final de una etapa tan importante, cada paso que hemos dado en busca de este objetivo vale cada caída, cada tropiezo, podemos contar una historia muy diferente cada uno de nosotros, un relato de todo lo que lo nos ha llevado hasta aquí, y podemos reconocer lo que hemos construido… encontrándonos en esta historia, en este momento que nos lleva a escalar un poco más hacia nuestros deseos …

Gracias por este tiempo juntos, por cada instante compartido, las sonrisas y los abrazos, las discusiones y desacuerdos, los proyectos juntos y pequeños éxitos conseguidos, las noches de desvelo, los sueños y ambiciones…

…estamos ante el fin de este ciclo!!…la nostalgia es inevitable, pero sin duda es el final más esperado!!…

Esto es para ustedes, compañeros de este gran logro, que saben lo que ha significado cada acción que hemos llevado a cabo, el gran reto que muchas veces nos ha implicado, la gran pasión que hemos demostrado, el temor de arriesgar pero sin duda ganando algo más!!

Esto es para quienes estuvieron a mi lado en el curso de este proyecto , para celebrar este momento…para ustedes que recorrieron este camino conmigo, compartiendo cada derrota y cada conquista…para mis amigos y mi familia, y también aquellos amigos que puedo llamar familia!!…para esas personas que han inspirado cada palabra puesta aquí, que han inspirado el deseo de ser mejor, de constante superación, y vivir con pasión!!…

Gracias por llegar conmigo hasta este momento, porque nada es fortuito…cada experiencia a su lado es parte de la persona que soy el día de hoy.

Este es solo el final de una etapa…y el inicio de muchas otras!!…

Dee…♥

acumulando culpas??…


Cuando el dolor parece encontrarte en todas partes, en todas formas, percibiendo su eco…en los recuerdos, tocando de nuevo la herida escuchando canciones, mirando fotografias, sintiendo ese espacio vacío…¿es este vacío, esta ausencia ocupada en primer lugar por el dolor?… quizá es la ira lo que nos invade, el coraje y la frustración…¿es más fácil ver de frente esta ausencia desde la desesperación, el enojo y los reclamos?

y en esta ausencia de forma casi tan irreal no hay lugar ni tiempo para un “hubiera” …algo suspendido en el tiempo, ahi donde tal vez en algún momento se hizo una promesa, se hizo un anhelo, quedandonos a deber…nos encontramos en esa deuda.

Después de tanto tiempo, después de tantos pensamientos…muchos seguirán ahí…para mí…transformemos esto que siento…dejando a un lado la culpa, dejando a un lado los reproches, dejando que el pasado se vaya…dejando que sanen nuestras heridas… dejándote ir…y así poder vivir!!…

Dedicado a dos personas que siguen vivas en mis recuerdos…